Yoga para niños.


La educación de nuestros niños y niñas con un complemento como la práctica de yoga, fomenta los valores como la paz, la felicidad, la flexibilidad, la fuerza y la conciencia

Aprender yoga no es una moda, el yoga es una disciplina milenaria que al experimentar sus beneficios nos ayuda a vivir con mayor integración  y por lo tanto a ser más felices,  quizá usted se pregunte si nuestros niños son felices realmente, por desgracia le puedo asegurar que no; cada vez más aumenta el estrés en las familias y son pocos los padres y los niños que tienen tiempo para jugar, para divertirse, para reír y para saber “estar” en silencio y calma

¿El yoga puede ayudar a los niños a ser más felices? Si. La sociedad y la vida actual llevan mucha prisa, demasiada competitividad y desconexión con el ser interior y esta cultura es donde nuestros niños están creciendo, el yoga especializado para niños, les permite conectar con su ser interior, con su cuerpo, y preparar su identidad de una manera ajustada: el niño aprende a reconocerse de una manera integral, su cuerpo, su mente, sus emociones, y por ello, también se vuelve más consciente de su entorno, se reaparece esa curiosidad innata por el aprendizaje y por lo tanto el niño se vuelve mas colaborativo.

¿Es necesario que nuestros niños y niñas aprendan herramientasque complementen su educación  para la vida? Yo diría que es indispensable: seguridad, atención y concentración son algunos de los beneficios de la práctica del yoga, son habilidades que seguramente les permitirán llegar a la edad adulta con una mejor gestión de su cuerpo, de su mente y de sus emociones. Si,  necesitamos personas y entornos más flexibles, hay que flexibilizar al cuerpo, si necesitamos entornos más pacíficos, es necesario formar personas en la paz, en la quietud, en la no reacción automática. Necesitamos fortaleza, es necesario mejorar las fuerzas del cuerpo, entrenarnos ante la frustración. Estas cualidades son indispensables en la educación de nuestros niños.

La conciencia corporal  que  van adquiriendo  a través del juego y con  las posturas o asanas que practican nuestros niños: el gato, la mariposa, el árbol, el saludo al sol, etc. combinadas con otras técnicas de movimiento y respiración los niños y niñas van adquiriendo una conciencia de sus propias habilidades y retos y sobre todo van aprendiendo a autolimitarse.

“¿Quieres quietud? Enséñale a respirar. Dale recursos que le puedan ayudar a mantenerse quieto, juegos de concentración”

El yoga es una disciplina y es,  a través de conciencia, que los niños aprenden a autodisciplinarse, sin castigos, sin culpas, sin remordimientos, sólo a través del conocimiento de sí mismos, de los demás y de su propio entorno. El papel de los padres, maestros y profesores se torna simplemente en ayudarle a ser consciente y a aprender,  la educación se libera del  tema de los premios y castigos que tanto desgastan a los educadores.

El yoga ayuda a los niños a sentirse más seguros con su cuerpo y con sus propias necesidades de desarrollo, les ayuda a expresarse y a manejar sus emociones en el grupo en medio de un ambiente de respeto.

Crecer con  esta conciencia psicofísica, le permitirá al niño llegar con mayor confianza a la adolescencia, a saber lo que a su cuerpo le construye o le destruye, con mayor seguridad en sí mismo, cuanto más fuerte y  consciente pueda ser un adolescente, más fácil le será evitar  la presión del grupo ante las drogas o el alcohol o cualquier otra actividad que no sea propia de su crecimiento.

El yoga es una práctica creativa que conecta al niño con su propia naturaleza por lo que es más feliz, con asanas que imitan a los  animales, la fuerza del  León, la gracia del  saltamontes, la agilidad del gato; con posturas como la montaña o la del árbol, el niño aprende el equilibrio, un sinfín de actividades enseñadas progresivamente van haciendo de las clases de yoga para niños un encuentro divertido consigo mismo y con el grupo. El yoga es en sí misma, un encuentro y una práctica para la vida

Mas información:

www.leonorposada.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *