¡Otra vez Slim a ayudarnos y hasta López Obrador con Peña Nieto!


Ahora sí se ha ido convirtiendo Andrés Manuel en un líder de México que puede llegar a presidente por fin en el 2018, diciendo “que si la gente votara a por él, haría todo su esfuerzo por sacar al país de sus problemas, especialmente a los que más lo necesitan”, en lugar de que, “quieran o no quieran, yo seré presidente”.

Incluso declaró que tenemos que apoyar a Peña Nieto en la defensa del país, y le propuso que demande a Trump en la ONU en defensa de los Derechos Humanos.

Y se han acercado a colaborar con AMLO desde Esteban Moctezuma, que fue mi precandidato a presidente del PRI favorito, cuando quedó Labastida y perdió, aunque era muy bueno también, y además de Moctezuma, el industrial de Monterrey Alfonso Romo también, entre muchas otras personas, incluso escribió Beto de la Rosa que sorpresivamente Antonio Herrera Caldera hará sus aportaciones, no sé si en el entendido de que las grandes fortunas podrán aportarle a todas las pre candidaturas y así poder trabajar con cualquiera que gane.

No en vano se cuenta que Rafa Herrera Piedra y Víctor Hernández ganaron con Rodolfo Elizondo del PAN en 1986 pero no se las valieron, y por fin en el 2010 con Jorge Herrera Caldera del PRI y todo mundo contento, hasta en el 2016, ya no tan contentos.

Por eso en toda esta confusión, si Carlos Slim se dejara, lo lanzaban a presidente, y en un descuido le ganaba a AMLO.

Pero por lo pronto reapareció Slim otra vez a salvarnos, a decirnos que no nos preocupemos, que los EUA nos necesitan tanto como nosotros a ellos, y que fue muy bueno que hablaran porque ese es el camino, no los twits. Como que de pronto se acordó que nos compran mucho y nosotros a ellos, porque antes dijo que nuestro problema era que no habíamos atendido el mercado interno, que teníamos que activar los mercados regionales, que fue cuando yo comenté que soy de las millones de personas que por muchos años hemos contribuido a convertirlo en el más rico del mundo, y que le voy a mandar con Miguel Rincón un proyecto chingón de “Cárceles-fábricas y Centros de Convivencia”, pero no he tenido tiempo.

 Y ahora don Carlos se da el lujo de hacer bromas; dice que Donald no es un “destructor sino un constructor”, y también se acordó Slim que tiene negocios no nada más en España, Argentina y medio mundo, porque como a todo mundo, le gusta viajar, sino bastantes en los mismísimos EUA, por eso es nuestro principal interlocutor, no Videgaray, que va de salida con un equipo de fracasados completos, por no saber dejarse ayudar, como le pasó a Jorge Herrera Caldera aquí, y le puede pasar al gobernador Aispuro, por cierto, no se diga a Enríquez y a Lety Herrera, como ya le pasó a varios funcionarios de ambos sexos, pero no es el tema de hoy.

Tenemos pues dos grandes líderes en México, Andrés Manuel López Obrador y Carlos Slim, y hasta ahorita mejor Slim para explicar las cosas, porque mi querido Andrés Manuel se atora en lo mismo: que “la mafia” y “la mafia” y “la mafia”, y de ahí no se ha salido en años, salvo últimamente un poco.

Con mucha pena les voy a pedir que le manden el mejor epitafio que existe en los terrenos de la política y la intelectualidad, incluso en el arte: “Era una persona inteligente que se rodeaba siempre de personas más brillantes que ella”. O así: “Era un hombre brillante que se rodeaba siempre de personas más brillantes que él”.

Por: Luis Ángel Martínez Diez


Estudió sociología en la FCPyS de la UNAM. Ha sido profesor de la Universidad Juárez Autónoma de Durango; director de El Sol de Durango y El Sol de México. Colaborador de La Jornada, La Palabra y El Hombre, Punto de Partida, y Unomásuno. Premio Punto de Partida 1973 y 1974. Premio Nacional de Poesía de Durango 1976. Premio Nacional de Testimonio Chihuahua 1988 por Ni contigo ni sin ti.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *